1 2

T-MEC Y ENERGÍA

T-MEC Y ENERGÍA 

Históricamente, México y Estados Unidos han tenido un intercambio comercial en materia energética importante, aunque, con el paso del tiempo, ha cambiado el perfil energético de cada país.

 México pasó de ser un país predominantemente productor de energía a uno consumidor, mientras que Estados Unidos pasó de ser uno consumidor a uno productor.

Petróleo

A pesar de que la producción de petróleo de México ha caído en los últimos 15 años, México aún exporta el 60% del volumen del petróleo crudo que produce a Estados Unidos. Lo cual beneficia económicamente a México ya que las ventas de petróleo representan un cuarto del ingreso federal.

El T-MEC que entrará en vigor el 1 de julio de este año, sin duda es una herramienta que ayudará a desencadenar el potencial de la región norteamericana en energía. Pero, para ser realmente efectivo y aprovechado en su totalidad, es necesario que los tres gobiernos (México, Estados Unidos y Canadá) trabajen en coordinación para alcanzar el mayor beneficio económico

GAS natural 

Gracias a la expansión en la capacidad de importación por la construcción de nuevos gasoductos transfronterizos, que suman 24 puntos de internación de gas natural, y la ampliación de la red de gasoductos nacional conocida como el SISTRANGAS, México importa alrededor del 65 por ciento del gas natural que consume de Estados Unidos.

3 2 - T-MEC Y ENERGÍA

 Lo que ha permitido bajar los costos de generación eléctrica y ayudado a atraer nuevas inversiones en el sector energético y manufacturero de México. El principal consumidor de este producto energético, es la CFE ya que México genera el 65 por ciento de su electricidad a través de esta fuente de energía.

 

México es el mercado más grande de exportación de gas natural y combustibles refinados de Estados Unidos.

 El contar con México como un mercado clave para las exportaciones de gas natural de Estados Unidos ha sido de gran beneficio para los productores estadounidenses, particularmente en Texas. 

México a diferencia de otros países tiene la ventaja de que puede recibir el gas de Estados Unidos sin barreras arancelarias y por medio de gasoductos lo cual resulta en precios bajos de energía para la industria mexicana.

La entrada en vigor del T-MEC es una oportunidad para fortalecer la integración comercial en el sector energético ya que facilitará la relación comercial al no imponer cargas impositivas relevantes al comercio de productos energéticos en los tres países como también lo establece el TLCAN. El T-MEC hace más flexibles las reglas de origen para el intercambio comercial entre los tres países y preserva el mecanismo propio de arbitraje internacional para la resolución de controversias

 

Retos del T-MEC en energía 

Uno de los principales retos será el cumplimiento del estado de Derecho porque, así como Estados Unidos ya no podrá imponer aranceles de forma unilateral, México también deberá cumplir los acuerdos. Si se afecta alguna industria, habrá disputas y hay medios para resolverlas.

La firma y entrada en vigor del T-MEC, además empuja una serie de modificaciones a la legislación que es necesario para poner al corriente a México, las cuales se discutirán en el Senado de la República  además de otras leyes que seguramente se irán reformando para adecuar el marco jurídico al contenido del tratado. 

REFORMA ENERGÉTICA 

Ahora en México, ante la apertura de mercado por medio de la herramienta llamada Reforma Energética, cabe aclarar que no es una ideología para la realización de contratos legales, sino una serie de lineamientos, normatividades y regulaciones técnicas que permiten evaluar cada proyecto en un mercado abierto.

El mercado mexicano tiene apenas cuatro años de vida y países como Estados Unidos tienen una maduración de más de 40 años, que han permitido la inversión de otras empresas en el mercado, cuyo objetivo es la reducción del riesgo financiero por la nación al aprovechar el desarrollo industrial, tecnológico y al tener una adaptación continua con el entorno

.

El T-MEC que entrará en vigor el 1 de julio de este año, sin duda es una herramienta que ayudará a desencadenar el potencial de la región norteamericana en energía.

5 - T-MEC Y ENERGÍA

La entrada en vigor del nuevo Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) abrirá la puerta para que las empresas energéticas estadounidenses inicien procesos de arbitraje en contra del gobierno mexicano, derivado de las acciones tomadas . Es un proceso largo y complicado para ambas partes, pero que se presenta como una opción viable ante el actual clima para hacer negocios en este sector, coinciden analistas consultados.

Las empresas estadounidenses también apuestan a que, si bien no pueda darse una intervención directa del presidente Trump, sí puede haberla del representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, 

Fuentes : financiero, el economista, expansión 

Cogeneración por gas natural  ir

Siguenos en linkedin ir 

Comparte en redes

Share on facebook
Share on linkedin

Energía

Suscríbase a noticias de la industria eléctrica, energías limpias y renovables, tendencias del mercado y análisis