Mejorar costos de energia electrica 2

2021 comienza la carrera de la descarbonización .

En la primavera de 1992, en el sótano de la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York, Al Gore, un joven senador de Tennessee, se encontraba entre los muchos observadores de los preparativos finales para la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro.

El Sr. Gore acababa de publicar un libro titulado “Earth in Balance” y tenía curiosidad por ver cómo les estaba yendo a la gente de la ONU. Lo que encontró fue un entusiasmo increíble y una explosión de nuevas ideas . cooperación internacional.

2021:comienza la carrera de descarbonización

 

La histórica Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro de 1992, que se inspiró en parte en el Protocolo de Montreal de 1987 sobre sustancias que agotan la capa de ozono, produjo importantes avances, incluido un tratado ambiental internacional, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Pero el impulso creado por la Cumbre de Río se apagó en los años siguientes. El dividendo de la paz nunca se materializó y las negociaciones climáticas posteriores fueron en gran medida intrascendentes.

Las emisiones siguieron aumentando a pesar de la creciente evidencia científica de sus consecuencias dañinas para la vida humana y el medio ambiente natural. Los gobiernos continuaron promoviendo conceptos estrechos de crecimiento basados en combustibles fósiles, que representan alrededor del 80 por ciento de las emisiones que causan el calentamiento global, ignorando en gran medida el costo de las emisiones. Los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre y la posterior invasión de Irak trajeron nuevas divisiones que socavaron aún más los cimientos de la cooperación internacional.

Acuerdo de parís:

En 2015, después de más de dos décadas de diplomacia climática fallida, finalmente se forjó un nuevo tratado sobre el clima, el Acuerdo de París, gracias a la voluntad de colaboración de Estados Unidos y China. Para entonces se entendía que era necesaria una acción urgente para mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados Celsius para evitar daños catastróficos.

Por desgracia, las emisiones siguieron aumentando después de 2015. Si bien la Unión Europea mantuvo el buen humor de la cooperación y la acción climática, muchos países fueron víctimas de la expansión del populismo y el nacionalismo económico. Sus políticas basadas en mitos socavaron aún más la cooperación y, a menudo, destruyeron los logros alcanzados hasta ahora. Incluso la mayoría de los países que se habían comprometido a adherirse al Acuerdo de París no lograron avances suficientes. Los formuladores de políticas centristas vieron la acción climática como una responsabilidad política asociada con enormes costos sociales y económicos.

Después de décadas de avances incrementales pero insuficientes, el cambio climático está llegando a un punto de inflexión. El anuncio del presidente electo Joe Biden de priorizar la acción climática y el compromiso de China de convertirse en carbono neutral, junto con las ambiciones de la Unión Europea de convertirse en el primer continente carbono neutral, y los compromisos de Japón, Corea y otros países, sugieren que los responsables políticos son cada vez más preparado para cambiar de rumbo.

Los escépticos pueden argumentar que estas son promesas vacías con poco significado práctico. Los gobiernos firman habitualmente declaraciones de buena voluntad sin tener la voluntad o la capacidad de cumplir. Después de todo, es fácil hacer promesas que no tendrán que cumplirse hasta muy lejos en el futuro. Pero hay al menos cinco buenas razones por las que esta vez se está gestando un cambio de sistemas:

Creciente conciencia pública. Numerosas iniciativas voluntarias en todo el mundo han cambiado la conciencia pública sobre la creciente evidencia científica y física del cambio climático. Por ejemplo, Al Gore y el Panel Internacional sobre Cambio Climático (IPCC) recibieron el Premio Nobel de la Paz en 2007. La negación y la falta de conciencia aún abundan, pero están disminuyendo mes a mes. Especialmente los jóvenes están exigiendo cambios con razón. Esta presión, que ya ha provocado cambios de política en algunos países, está destinada a aumentar.

Covid-19 está acelerando la transformación.

La crisis del COVID-19 ha actuado como un gran acelerador de los problemas de sostenibilidad. La pandemia nos ha recordado nuestras vulnerabilidades frente al entorno natural y el imperativo de estar preparados y escuchar la ciencia. También ha acelerado en gran medida la difusión de las tecnologías digitales, que es una condición previa necesaria para los cambios tecnológicos hacia economías bajas en carbono. Más allá de reducir los viajes aéreos y los desplazamientos, las corporaciones de toda la economía han utilizado la crisis de COVID-19 para modernizar y reinventar los modelos comerciales, por ejemplo, cambiando a suministros de energía verde e introduciendo el flujo circular de materiales. La descarbonización y la digitalización se han convertido en los nuevos pilares centrales de la resiliencia.

 En los Estados Unidos, tras la reciente serie de nombramientos para la administración entrante, se puede esperar que la acción climática, en particular la transformación energética, también ocupe un lugar destacado en la agenda.

2021:comienza la carrera de descarbonización

La vía más rentable. Existe un creciente reconocimiento de que la vía más rentable hacia la descarbonización es invertir en la generación y distribución de energía verde y en infraestructuras de redes inteligentes. La energía está en el corazón del progreso humano y en el centro de todas las transformaciones del mercado. (cogeneración una opción saber mas)

Los principales desafíos aún no se han resuelto, como almacenar y transportar energía limpia desde donde está disponible hasta donde se necesita. Pero hay soluciones disponibles, siempre que se realicen las inversiones necesarias en nuevas infraestructuras. La integración de los mercados energéticos y la construcción de sistemas eléctricos interconectados son, después de todo, una cuestión de voluntad política y no de viabilidad tecnológica. Es difícil entender por qué España, por ejemplo, con su abundancia de energía solar, no puede alimentar electricidad limpia a un sistema de red europeo que todavía depende en gran medida de las centrales eléctricas de carbón. China ha demostrado durante mucho tiempo que las transmisiones de energía a larga distancia con pérdidas mínimas son factibles, y la idea de la Interconexión Global de Energía (GEI) argumenta con razón que tenemos tecnologías maduras disponibles para conectar fuentes de energía limpia excedente con centros de demanda a miles de millas de distancia.

Los negocios están liderando el camino. Durante las últimas décadas, muchas empresas han ido adoptando estrategias para una mejor gestión de los recursos naturales y las emisiones. La minimización de costos, la optimización del cumplimiento y el pensamiento de ecoeficiencia ahora están siendo reemplazados por enfoques más ambiciosos. El movimiento se desarrolló de manera constante a lo largo de los años, ganó impulso después del acuerdo de París y se ha acelerado enormemente desde el brote de COVID-19. La comunidad empresarial ha llegado ahora a un punto sin retorno.

Una forma de realizar un seguimiento del creciente número de empresas que se han comprometido a convertirse en carbono neutral es mediante el uso de transparencia y objetivos basados en la ciencia. 

Comprometerse con la descarbonización a menudo implica cambios importantes en los procesos y productos, cambios tecnológicos y la eliminación gradual de los combustibles fósiles. El caso comercial de la descarbonización no siempre es evidente todavía, ya que las emisiones de carbono aún no tienen un precio lo suficientemente alto. Pero ahora se entiende comúnmente que la reducción de emisiones y la huella material de productos, como los plásticos, se correlaciona con un mayor valor de marca, competitividad y acceso al mercado. La descarbonización de las actividades comerciales a lo largo del ciclo de vida de los productos y a lo largo de las cadenas de suministro ya ha dado lugar a una deslocalización masiva de capital, innovación y nuevos modelos comerciales en todos los sectores de la economía, como ilustran los siguientes ejemplos:

· Volkswagen, el mayor fabricante de automóviles del mundo, se ha comprometido a convertirse en carbono neutral, como parte de una transformación masiva hacia la movilidad eléctrica. Ha destinado decenas de miles de millones de euros al uso de energía renovable en la producción de pilas de batería y de coche con cero emisiones de carbono. 

· Nestlé, la empresa de alimentos más grande del mundo, también se ha comprometido a convertirse en carbono neutral. La compañía no solo ha introducido muchos productos nuevos para satisfacer la demanda asociada con estilos de vida más saludables, sino que también se ha embarcado en una hoja de ruta climática ambiciosa, con implicaciones de gran alcance para la gestión de materiales y cadena de suministro y un fuerte enfoque en la agricultura regenerativa.

· Las empresas de tecnología líderes, como Microsoft y Apple, han optado por la energía limpia para impulsar sus centros de datos y producción y ambas se han comprometido a convertirse en carbono negativo para 2030. Apple ha ido un paso más allá, apuntando a un impacto climático neto cero para todos sus dispositivos, lo que significa una revisión total de su cadena de suministro y un crecimiento masivo de las innovaciones de la economía circular.

 

  ¡La carrera hacia la descarbonización ha comenzado!

2021:comienza la carrera de descarbonización

En última instancia, los agentes del poder y los tomadores de decisiones descubrirán que el cambio climático es el enemigo común de la humanidad y que solo puede resolverse mediante la cooperación. Ningún país y ninguna corporación pueden ganar a menos que todos los demás estén a bordo. Una buena forma de empezar es que todos los países y agentes económicos se tomen en serio el Acuerdo de París. 

 Fuente forbes, Al Gore traducido y adaptado por tes power  

Síguenos en linkedin ir 

 

Comparte en redes

Share on facebook
Share on linkedin

Energía

Suscríbase a noticias de la industria eléctrica, energías limpias y renovables, tendencias del mercado , análisis , estadisticas, webinar etc.